Beneficios de la narración de cuentos en la primera infancia

“El alma humana tiene una necesidad de que la sustancia de los cuentos fluya a través de sus venas al igual que el cuerpo necesita tener sustancias nutritivas que circulen a través de él” Rudolf Steiner

Además de generar un vínculo emocional con el niño/a, leerle durante su primer septenio (primeros 7 años de vida) posibilita que aprenda a leer más rápido en el momento de hacerlo. Pero ¿por qué narrar cuentos? para Rudolf Steiner, creador de la Pedagogía Waldorf apoyada en la antroposofía, el niño/a viene de un mundo espiritual ilimitado, y las actividades formativas del primer septenio se enfocan en formar al niño/a que viene a ocupar un cuerpo físico (músculos, huesos) con el cuidado y su alimentación, pero ¿qué hay con lo intelectual? para Steinner los cuentos son el alimento del alma. 

Narrar un cuento es más que arrullarlos durante la noche: estás formando su alma. La lectura se presenta, en la actualidad, como una alternativa a la sobreexposición de pantalla. Los cuentos son la cobija que los cubre de la sobreestimulación que ha posibilitado la tecnología. Cuando narras un cuento los niños escuchan la emoción con que pronuncias frases y palabras  lo que aporta al desarrollo emocional del niño/a, le posibilita exteriorizar su interior, es decir encuentran la manera de expresar sus emociones. Existen beneficios puntuales que hoy comparto contigo: 

  • ¿Sabes por qué los cuentos se leen preferiblemente en la noche? Durante el primer septenio los niños mantienen conexión absoluta con el mundo espiritual, los sueños son parte de este mundo, por lo tanto preparas al niño/a para que llegue al mundo espiritual. 
  • Los cuentos contienen verdades profundas expresadas en imágenes, lo que genera niño/as con pensamientos maduros para afrontar la vida. 
  • La experiencia que brinda los cuentos es proyectiva, en las narraciones el bien vence al mal y crea en los niño/as la fuerza para enfrentarse en un futuro para vencer miedos y situaciones difíciles. Adquieren la figura del héroe o la heroína. 
  • La lectura de cuentos o en fórmulas de repetición ayudan a la estimulación de la memoria y aprenden nuevo vocabulario. 
  • La narración calma y serena a los niño/as ya que la concentración en la historia lo lleva a una respiración profunda y estable. 

No olvides que no solo se trata de leer por leer, durante el primer septenio el niño/a se distrae con facilidad. Captura su atención con una narración alegre y entusiasta. De esta manera, comprenderá la historia y captará el mensaje. Es muy natural y frecuente que debido a la proyección que el cuento genera el niño/a te pida que vuelvas a narrar el cuento. Mi recomendación es que lo vuelvas a narrar con la misma emoción y entusiasmo. Es de suma importancia que muestres al niño/a la ilustración del cuento, de esta manera comprenderá la escena. Mi última recomendación es que te fijes en las reacciones que tiene el pequeño/a conforme se va desarrollando la historia, haz las pausas necesarias para que pueda expresar sus preguntas y verificar que comprende la narración. 

Ahora que lo sabes ¿narrarás más cuentos en casa o en clase? déjame un comentario con tu respuesta. 

Con amor, 

Majo. 

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WeCreativez WhatsApp Support
En Aprendo con mamá y papá responderemos todas tus inquietudes.
👋 Hola, ¿En qué puedo ayudarte?